Latest Tweets:

manhood:

This could be us

manhood:

This could be us

(via uncannilyaverage)

(Source: memexico, via personaldrawer)

Me right now

(T - T)

(Source: bullshit-time, via supersquids)

(via supersquids)

*7

zeiashtar:

"Estamos en todas partes". Hubo un tiempo en que esa era la idea detrás de salir del closet. Cuando se trataba de un acto político, de demostrar que homosexuales y lesbianas no somos una minoría, que somos sus hijxs, sus padrxs, sus familiares, sus compañerxs de trabajo, sus votantes, sus clientes, sus proveedores de servicio y, sí, quienes estamos a cargo de la educación de sus hijos. Cuando salir del closet era una estrategia de transformación cultural. Una forma de evidenciar que no éramos lxs otrxs, no estábamos aisladxs de la sociedad ni éramos una realidad lejana y distante. No. We are queer, we are here. Aquí hemos estado siempre, entre ustedes, formando parte de la misma sociedad y merecemos respeto pero, sobre todo, igualdad de derechos.

Luego, salir del closet dejó de ser una exigencia política. Se convirtió en una especie de rito de iniciación sin el cual uno no puede ser una torcida hecha y derecha. Más aún, se volvió un asunto psicológico y hasta familiar. ¿Cómo vas a sentirte bien contigo mismo si no has salido? ¿Si tu familia no lo sabe? ¿Si llevas una doble vida? ¿Si te mientes a ti mismo? Dejar el closet se volvió algo privado, un asunto de la esfera doméstica y ya no de exigencia de derechos y ciudadanía. La salida del closet se metió al closet.

Ahora el closet representa algo como lo que aparece en los tuits al inicio de esta publicación. Estoy fuera de él, pero me escondo cuando veo a mis alumnos en el antro gay, pero en mi trabajo no lo saben, no tienen por qué saber, con quién me acuesto no es relevante para mi trabajo. Ciertamente, no es relevante para el puesto que desempeñas y las labores que realizas. Sin embargo, es relevante para tu ambiente laboral, para la sociedad de la que eres parte.

Para transformarse, la sociedad necesita saber que tú no eres heterosexual. Esto es lo que ha quedado de lado cuando empezamos a ver el closet como algo exclusivamente psicológico. Estar fuera no es sólo una cuestión individual, no es decirle a tus padres y a tus amigos, es sobre todo una cuestión política y social. En este sentido, uno sale del closet todos los días, cada vez que se cambia de empleo, cada vez que te presentan con alguien, cada vez que alguien bien intencionado te pregunta si vas a ver a tu novio o novia. 

¿Tenemos la obligación de salir del closet? No, no la tenemos. Al contrario, tenemos derecho a que nuestra vida privada sea eso, privada, y no hay por qué soportar presiones ni juicios de ningún tipo, de ninguna parte, por permanecer adentro. Salir del closet, en su sentido más político y social, nos deja vulnerables al escarnio, al rechazo, al desempleo, a la violencia verbal, psicológica y física. Incluso puede llegar a matarnos. Porque, eso sí, no estar expuestos a sufrir todo lo anterior por declarar públicamente con quién nos acostamos es, sin duda, un privilegio heterosexual. Así que no, salir del closet no es ninguna obligación; en ocasiones la única forma de llevar una vida tranquila es aferrarse a ese privilegio heterosexual permaneciendo en el closet (estratégicamente en algunos casos). Sin embargo, es importante recordar que salir del closet, con una clara intención política, es hacerle un favor a nuestras comunidades, a nuestra sociedad, y a lxs jotitos y lenchitas que vienen detrás de nosotrxs. 

*4
samnbk:

"What do men want? Pornography provides an answer: they want women bound, battered, tortured…" Catharine MacKinnon, "Sexuality, Pornography, and Method"…

samnbk:

"What do men want? Pornography provides an answer: they want women bound, battered, tortured…" Catharine MacKinnon, "Sexuality, Pornography, and Method"…

geekygeekweek:

LEGO Posters - Oscar Nominees

Check out this series of poster designs that reimagine the nine films nominated for Best Picture at the 86th Annual Academy Awards!


(Via Yahoo)

(Source: geektyrant.com)